Mi maestra me da miedo. Sus manos son muy brillantes, sus uñas son todas del mismo tamaño y están perfectamente pintadas, tiene un anillo dorado en el dedo anular. Siempre se siente el olor a un perfume de flores, entreverado con el olor a crema de su cara y manos. Cambia de zapatos todos los días, pero son siempre altos. Tiene el pelo rubio, muy dorado y muy liso. No le gustan los gorros, ni las bufandas, aunque todos los días usa un pañuelo diferente en el cuello.

Un día nos pidió que hagamos un dibujo: dibujé el cielo. Pinté el sol de amarillo, y cuando empecé a pintar el cielo con color azul, se mezcló con el amarillo del sol y quedó verde. Lo entregué y la maestra me puso una equis roja en el cuaderno. Me dijo que el sol no era verde y que mi dibujo estaba mal. Tuve que arrancar la hoja, tirarla a la basura y hacer otro dibujo.

————————————————————————–

Cuento hecho en el año 2013, capaz antes pero digamos que fue en el 2013.

Anexo robado: https://scontent.fmvd2-1.fna.fbcdn.net/v/t1.0-9/14732162_759378144201732_2812933308822742316_n.jpg?oh=2bfd2ee45efadb0f589334790fd65251&oe=58A3702E

Anuncios