Los tatuajes se guiñan,
se levantan y apuntan.
Pantalones de maldad,
se paran y miran,
se plantan,
se repiten las escalas.
Ruedan caravanas por Aquiles Lanza.

Me sale pop por los poros,
hay una anémona en mi garganta,
Paula,
hay una anémona en mi pollera,
me sale pop por los poros.
¡Marcos, hay una anémona en mi vaso!

Tengo una anémona atravesada en la garganta
y hay una liebre en mi jardín.
Un pegotín de Jaime encandila
y juega al pool con Patti Smith.

Se revuelcan los afiches pop,
se enredan las palabras pop,
se acarician los graffitis pop.

Las enredaderas nocturnas
van al Clash,
se pierden entre artistas con H
y punks sin cresta.
Y yo…
tengo una anémona atravesada en la garganta
y me sale pop por los poros.

Anuncios